miércoles, 26 de octubre de 2016

Cisne Negro



Cuando ya sea imposible seguir manteniendo oculto lo que realmente está sucediendo lo llamarán el impacto de lo altamente improbable, ese Cisne Negro de Nassim Nicholas Taleb

Recordad a Mark Twain: "es más fácil engañar a la gente que convencerlos de que han sido engañados". 

Y tengamos siempre presente que en un mundo globalizado lo que pasa en un país -pongamos el nuestro- es una parte de lo que pasa en todos los países. Una pieza. Una jugada.

Al final, además, descubriremos que no hay un Cisne Negro, que solo "hay un lago inmenso lleno de fango, lleno de fango", como decía la canción.

Wake up Neo...



(Foto: Palencia 2008. JFH)

5 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Me encantaría no suscribirte, pero no hay más remedio que hacerlo. Un abrazo, amigo.
PD... preciosa imagen.

V dijo...

A mi lo que me cuesta es discrepar De Twain...al fin y al cabo quien soy yo...pero en mi opinión tu texto deja algo claro...nadie te tiene que convencer de nada ya que no han conseguido engañarte, de lo que me alegro mucho. Un abrazo

Melmoth el errabundo dijo...

Habría que leer el hermoso cuento del gran Christian Andersen "El patito feo", de cuyo final siempre nos lo han robado, tanto en los cuentos ilustrados como en las películas. Es más, habría que volver a leer a este autor como a los hermanos Grimm o Perrault en ediciones que no estén censuradas. Todos sabemos que El patito feo fue un polluelo de color negro, es decir, no feo sino diferente a los demás. Es humillado y condenado a la soledad. Luego, de grandes, se transforma en un hermoso cisne blanco. Y aquí termina el cuento censurado, pero en el original ese cisne blanco está herido de por vida.

Respecto a Twain estoy de acuerdo. Me hace recordar otra frase de Upton Sinclair: "¡Qué difícil es conseguir que un hombre comprenda algo cuando su sueldo depende de que no lo comprenda!"

Un fuerte abrazo, amigo mío.

abril en paris dijo...

Tambien suscribo a Twain ¿ quién no? y más con frases como esas que nos dejas, o como ésta "Aléjate de aquellos que intentan menospreciar tus ambiciones. Gente pequeña siempre lo hace, pero los verdaderamente magníficos te hacen sentir que, tú también, puedes ser magnífico"
Y por añadir a otro de esos tipos que hicieron del humor su bandera y su religión marxista, un tal Groucho :
"El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido"
Todo es una gran farsa, un postureo, que se dice ahora.

Tendremos que elevar la mirada al cielo y no permitir que nos impidan mirar las estrellas.

Un beso, Juan

Beatriz dijo...

Querido amigo, siempre tus textos me sacuden por dentro... Pocas palabras para hacer visible el desencanto. Un abrazo