viernes, 1 de febrero de 2013

Cuello de caballo

Foto: LA VANGUARDIA.COM




Es un coctel del año 1890, el Horse's Neck era en un principio un cocktail sin alcohol que se preparaba con Ginger Ale y Piel de Limón. En 1910 se comenzó a mezclar con brandy y a veces bourbon. Así quedó atrás poco a poco la receta sin alcohol, dando paso al Horse's Neck tal como lo conocemos hoy en día. Un dato interesante es que en New York el cóctel Horse's Neck se continuó sirviendo sin alcohol hasta los años "50 - 60". El Horse's Neck es un cocktail americano reconocido por la International Bartenders Association (IBA), en la actualidad el Horse's Neck que se sirve siempre lleva brandy”. Del blog “Barman in Red. Cóctelesy bebidas








Interior. Mañana. El guionista DIXON STEELE (Humphrey Bogart) es interrogado en comisaría por el CAPITÁN LOCHNER (Carl Benton Reid), de la policía de Los Ángeles.

CAPITÁN LOCHNER: ¿No le parece que llevarse una chica a casa con el propósito de que le cuente una historia no es práctico?
STEELE: Al contrario, me pareció muy práctico. Ella había leído el libro y yo no.
LOCHNER: Si sólo quería que le contara una historia, ¿por qué la llevó a su casa?
STEELE: Porque yo trabajo en mi casa.
LOCHNER: ¿No tenía otra razón para pedirle que fuera con usted?
STEELE: Si la tuve, no la puse en práctica.
LOCHNER: ¿Tomó algo en su casa?
STEELE: Sí, una mezcla de Ginger Ale con limón. Cuello de caballo, le llaman. El vaso sigue en mi mesa, intacto, con las huellas dactilares. Le aseguro que no fregué los cacharros. Estaba muy cansado.
LOCHNER: Usted le dio veinte dólares. Es demasiado para tomar un taxi.
STEELE: Me prestó un valioso servicio.
LOCHNER: ¿Dos billetes de diez?
STEELE: Sí, pero no me pida que los identifique.
LOCHNER: ¿Por qué no pidió un taxi para la chica? ¿No es lo que suele hacer un caballero en esas circunstancias?
STEELE: No he dicho que sea un caballero. He dicho que estaba cansado.
LOCHNER: (Se levanta de la silla en silencio, se acerca al la ventana, se vuelve hacia STEELE) Le dicen que la chica con la que estuvo anoche ha sido hallada en Benedict Canyon asesinada, arrojada desde un coche en marcha, ¿y cuál es su reacción? ¿Shock? ¿Horror? ¿Compasión? No. Sólo insolencia al ser interrogado y un par de chistes malos. Me intriga usted, señor Steele.
STEELE: Comprendo que las bromas podían haber sido más ingeniosas, pero no veo por qué le preocupa todo lo demás. Es decir, a no ser que piense detenerme por… poco emotivo.

Más adelante, LOCHNER le confiesa al sargento sus conclusiones sobre STEELE:

LOCHNER: Algo oculta, y dudo que sea un corazón de oro. 



(In a Lonely Place, dirigida magistralmente por Nicholas Ray, está escrita por Andrew Solt y Edmund H. North, éste último responsable de la adaptación de la novela de Dorothy B. Hughs. Hace casi treinta años fui lo suficientemente osado como para soltarle a una compañera de instituto la réplica menos caballerosa de este diálogo. Fue una de esas ocasiones en que se te pone a tiro usar una de tantas frases de cine que has memorizado no se sabe bien para qué. Naturalmente, yo estaba enamorado hasta las trancas y en secreto de aquella jovencita, y por extraño que pueda parecer -o tal vez no- aquella jovencita sigue estando hoy a mi lado y yo sigo queriéndola exactamente como entonces.)

13 comentarios:

abril en paris dijo...

Una historia preciosa, y con final feliz.. y eso, amigo mio, tiene un mérito indiscutible.

Cheers !!

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Lo tengo cada vez más claro. El cine nos hace mejores personas. Incluso, algunas, llegan a ser muy buenas personas. Un abrazo, Juan. No dejes de rezarle todas las noches a Nicholas Ray.

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Ah y ganas me dieron de reverla. No guardo ninguna historia como la tuya, pero igual extraigo esta noche una.

V dijo...

No he probado el coctel,ni en su versión sin alcohol ni en la posterior. Pero nunca es tarde. Igual no es mala compañía para la revisión de ese clásico de Ray que hace tiempo no veo.
Gran película. Y buena idea esa de recuperar esos diálogos llenos de sabiduría. Se echan de menos hoy en día. Un abrazo.

José Luis Martínez Clares dijo...

Una historia de cine. De esas que da gusto ver. Me congratulo de que encontrases esa frase perfecta y de que el resultado estuviese a la altura de la misma. Un abrazo

J.C.Alonso dijo...

Juan, magnífico post. Nick Ray dirigiendo la tramoya(Noir fino) y poniendo cocteles. No he podido reprimirme la tentación de los buenos Manhattan de Chicote. Y el aroma de un escritor— mexicano— extraordinario y un libro que te recomiendo y le tengo mucho cariño, pues tuvo mis atenciones durante una de mis largas convalecencias; “Trago amargo” de F.G Haghenbeck, en torno al rodaje de “la noche de la Iguana”. Bares y surf en México de Huston, Gardner, Burton junto a su esposa E. Taylor. Locura y risas en Puerto Vallarta. Cada capítulo un coctel nuevo, abrazos

Belkys Pulido dijo...

Unico homenaje para quien merece amor. Es lo mejor de los escritores encuentran la manera de decir TE amo, con alegorías y caminos distintos. Tu compañera debe vivir en plenitud.

Francisco Machuca dijo...

Ay,Nick Ray retratando En un lugar solitario a Dixon Steele, ha rastreado la esencia del guionista hollywoodiense,anclado a viejos sueños hechos pedazos,atrapado en el oficio de contar historias de seres humanos con palabras e imágenes,ciudadano de una tribu profesional,chismosa,envidiosa y competente,bebedor solitario en Musso and Frank,habitante fantasmas de un apartamento destartalado en un barrio decadente o en la desvaída habitación de un hotelucho poblado de cucarachas,derrotados aspirantes a estrellas,viajantes millerianos,sinvergüenzas de poca monta.Dixon Steele,es hermano cofrade de Francis Scott Fitzgerald,de Faulkner,de Nathanael West,y de las criaturas de supuesta ficción que soñaban y escribían entre trago y trago de bourbon,la soledad y sueños derrumbados y a la deriva."¿A dónde va el amor cuando se olvida?",preguntaba Cernuda.A un lugar solitario,responde Ray.

Un fuerte abrazo,amigo.Pendiente quedan las copas.

http://fmaesteban.blogspot.com.es/2010/09/en-lugares-solitarios.html

http://fmaesteban.blogspot.com.es/2009/01/nunca-volvemos-casa.html

Anna Genovés dijo...

Ha sido muy grato descubrir -de tu mano- una historia de cine.

Soy de cócteles a lo Natalie Wood...

Gracias, Ann@

Marcos Callau dijo...

Qué maravilla de película, Juan. Qué diálogo más magistral. Bogart y Grahame...¿qué más podemos pedir? Por cierto, no sé cómo lo has hecho pero me ha encantado el gift con Bogart moviendo los dedos. Lo del "cuello de caballo" habrá que ponerlo en práctica. Abrazos.

Jorge Ampuero dijo...

Degustable peli,
todo un clásico.

Saludos.

Miguel Cobo dijo...

Un cóctel "enivrant" el tuyo, Juan.Una magistral mezcla, que nos transporta a un escenario tan cinematográfico, que , leído el THE END, podría añadirse aquello de "cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad".¡Cuánto glamour se respira en el Loser.

Un abrazo, admirado (¡y nunca olvidado!)maestro.

Molina De Tirso dijo...

Efectiva contraposición entre la deshumanización del personaje que encarna Bogart y tú mismo con ese final emotivo que da un vuelco al texto entero, escena cinematográfica incluida.

Cuatro frases bien construidas y dosificadas convenientemente, aunque sea como este caso, insertadas en un puzzle (más difícil, lo sé por experiencia, que si todo fuese de tu cosecha).

Eso es lo que identifica a los que escriben bien.