lunes, 19 de marzo de 2012

En los ojos de mi padre


Éste es Juan a través de los ojos de Escolástico (1999)

Desde varios días antes ocupábamos buena parte de las jornadas escolares en la elaboración de una manualidad con la que sorprender a nuestro padre el diecinueve de marzo. Recuerdo un bote para los bolígrafos hecho con las piezas separadas de varias pinzas de madera, pegadas alrededor de un tubo de papel higiénico y luego barnizadas. El tubo se forraba en su interior de fieltro y el conjunto se pegaba en una base cuyos fundamentos he olvidado. Recuerdo haber fabricado en un colegio de Burgos, al que acudí menos de un curso completo, cierto dispensador de cerillas con cuatro accesos independientes, uno por cada cajita utilizada, y una postal del Cid Campeador en su superficie. Y conservo aún la primera tarjeta que le escribí a mi padre con motivo de esta celebración, con una rudimentaria caligrafía en la que puede adivinarse el esfuerzo titánico invertido en redondear cada letra y ligarla y mantenerlas todas sobre las finas líneas de lápiz que la profesora había trazado. Ahora soy yo quien ha de ser sorprendido con algún trabajo manual que suele combinar cartulina, papel celofán, un par de fotografías recortadas que su madre le habrá facilitado con gran secreto, tal vez una cordelito. Ahora soy yo el que quisiera retener el tiempo, ser siempre los ojos con que la miro, los ojos en que ella se mira...

El Loser ha invitado al gran Eric Clapton a cantar en nuestro pequeño escenario virtual su canción My Father's Eyes, y, bueno, Mano Lenta ha aceptado.

 

 

15 comentarios:

Beatriz dijo...

ES una maravilla descubrir en nuestros hijos actitudes, instantes en que nos vemos reflejados y nos trasladan a nuestra infancia. Nuestra imagen en el espejo de la vida.

¡Felíz Día del Padre!-

Acabo de leer la carta del Camarada poeta. un texto para conservarlo por su excelencia literaria. Allí te he dejado mi comentario.

abril en paris dijo...

¡Gran retrato ! Y de lo que te sentirás orgulloso..nada como esa mirada desde el cariño.
Tengo tambien entre mis "tesoros" más queridos el que me hizo mi madre cuando era una niña..nada comparable.
¡Ojalá mi padre estuviera cerca para darle ese abrazo y sentirme pequeña de nuevo.

¡Felicitaciones doblemente y un abrazo, padre feliz !

Te dejo este enlace con todo mi afecto de amiga.

abril en paris dijo...

Por cierto, no conocia éste tema de Eric Clapton y nada más acertado para un dia y una entrada como ésta.

Otro beso :-)

Miguel Cobo dijo...

Hermoso, muy hemoso texto. Emocionante.

Felicidades (elevadas al cubo)

Myra dijo...

Muy bonito lo que nos cuentas, orgulloso papi. Todos tenemos algún recuerdo de esos regalos que hemos hecho a nuestro padre. Me has hecho recordar muchos momentos vividos.
Muy bueno el retrato. Me encanta Eric Clapton.

Un beso y feliz día.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Parece que por allá es el día del padre. Bello tu homenaje a las pequeñas ternuras que van tejiendo con hilos de asombro la continuidad de la Vida.
Un beso, Juan.

V dijo...

Creo que en este caso sobran los comentarios. El homenaje es una auténtica delicia. En ocasiones tengo la sensación de que por mucho que hagamos, nunca seremos capaces de devolver todo el inmenso caudal que nos aportaron. Aun así, se hace de muy buen grado. Un fuerte abrazo.

Marisa dijo...

Querido Juan:

A medida que leía los trabajos manuales escolares con los que obsequiabas a tu padre, he retrocedido en el tiempo. Recuerdo con mucha nitidez todos y cada uno de ellos, especialmente, esa labor de reciclaje del bote para los bolígrafos... aunque, en definitiva, todos estaban hechos del mismo material: el amor, admiración e ilusión con que los elaborábamos.

Tu texto es muy bello. Me alegro de que tu hija te haya hecho sentir lo que tú hiciste sentir.
El tema de Eric Clapton, magnífico.

Un fuerte abrazo.

José Luis Martínez Clares dijo...

Un día para celebrar, sobre todo este que es mi primera vez. Abrazos, amigo Juan.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Y con cuanta ilusión se hacen esos trabajos. Espero que lo disfrutaras.
Besicos muchos.

Elena Casero dijo...

Creo que todos hemos retrocedido en el tiempo. Aunque recuerdo mucho más los trabajos para el día de la madre.

Tantas cosas quisiéramos atrapar.

mi nombre es alma dijo...

Ver nuestro reflejo en los ojos de un hijo (o un padre) que nos quiere, que nos adora, que incluso nos admira, nos hace sin duda mejores. No debemos dejar nunca que ese reflejo cambie.

vendedor de ilusão dijo...

Parabéns pelo blog; já o sigo. Convido-lhe visitar e seguir o meu.
http://vendedordeilusao.blogspot.com

Francisco Ortiz dijo...

Un dibujo de gran calidad.

Francisco Machuca dijo...

Maravilloso,sencillamente,maravilloso con ese vídeo al final de Clapton.

Un fuerte abrazo,amigo.